3,5 estrellas
7
Los niños de Winton
Título original: One Life
Año: 2023
País: Reino Unido
Duración: 109 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Películas
Edad: +13
Director: James Hawes
Guion: Lucinda Coxon, Nick Drake
Música: Volker Bertelmann
Fotografía: Zac Nicholson
Reparto: Anthony Hopkins, Johnny Flynn, Helena Bonham Carter, Lena Olin, Romola Garai, Alex Sharp

Nicholas Winton, un joven corredor de bolsa británico, visita Praga en 1938. Europa está cercada por el terror y en la capital de Checoslovaquia se refugian decenas de miles de personas que han huido del nazismo, entre las que hay muchas familias. Conmovido por la precariedad en la que se encuentran los refugiados y ante la inminente ocupación alemana del país, Winton organiza el rescate de niños, mayoritariamente judíos, con la ayuda de su madre y otros colaboradores. Los niños son enviados a familias de acogida en el Reino Unido.

Este es uno de esos casos en los que la historia contada está por encima del valor cinematográfico que pueda tener una película. Tal vez consciente de ello, James Hawes narra los hechos reales adaptados por el film de una forma clásica, sin alardes, pero con la suficiente efectividad para que el resultado resulte inspirador, especialmente en su tramo final. El guion se apoya en una novela de Barbara Winton, la hija de Nicholas.

La trama transcurre en dos tiempos. Comienza en la década de los ochenta, donde Nicky Winton vive atormentado por todos los niños que no pudo salvar. Para evocar sus recuerdos, el relato da un salto atrás de cincuenta años, que nos traslada a los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial. En un país que no es el suyo, Winton se implicará de lleno en algo que no le afecta directamente, pero ante lo que decide no permanecer indiferente.

Lo que hicieron Nicholas Winton y sus aliados fue una auténtica heroicidad en una época de terror. Es una muestra de cómo la determinación de buenas personas como Winton es más necesaria que nunca cuando el mal acecha del modo en que lo hizo durante aquel momento tan oscuro para la humanidad.

Aparte de la poderosa historia, el otro gran pilar es la interpretación que realiza Anthony Hopkins de un anciano Nicky Winton y que casi sobra decir que es muy buena, viendo lo que este actor ha hecho en películas como El padre. En esta cinta representa a un hombre que salvó la vida de seiscientos sesenta y nueve niños, en un acto de bondad que no ha caído en el olvido.

Los niños de Winton (fotograma)