3 estrellas
6
El milagro de la Madre Teresa
Título original: Mother Teresa & Me
Año: 2022
País: Suiza, India, Reino Unido
Duración: 122 min.
Género: Drama, Biográfico
Categoría: Películas cristianas
Edad: +13
Director: Kamal Musale
Guion: Kamal Musale
Música: Laurence Crevoisier, Walter Mair, Annick Rody, Peter Scherer
Fotografía: Keiko Nakahara
Reparto: Banita Sandhu, Jacqueline Fritschi-Cornaz, Deepti Naval, Shobu Kapoor, Kevin Mains, Liza Sadovy

Kavita es una joven violinista de ascendencia india que vive en Londres. Tras sufrir un accidente se entera de que está embarazada. Su pareja no quiere saber nada y le pide que acabe con el embarazo. Su madre le dice lo mismo, pues junto a su padre pretende concertarle un matrimonio conforme a sus tradiciones. Desconcertada, Kavita viaja a sus orígenes en la India para reencontrarse con Deepali, la mujer que la cuidó cuando era niña. Mientras intenta encajar lo sucedido, conoce de primera mano el legado de la madre Teresa de Calcuta.

El realizador y guionista Kamal Musale propone una película dividida en dos líneas argumentales. En una de ellas relata los inicios de la madre Teresa al sentirse llamada a dedicarse a los más pobres. Esta trama se representa con una fotografía muy desaturada, que va cobrando color a medida que avanza en el tiempo. La gran novedad ofrecida por este film, respecto a otras versiones anteriores sobre la monja albanesa, no está en la parte biográfica, sino en la historia de ficción protagonizada por Kavita.

Musale se vale del personaje de una chica contemporánea para tratar de conectar con el público, especialmente con el más joven. Kavita encuentra en Calcuta un contexto social muy distinto al del Reino Unido, donde mantenía una despreocupada relación con otro músico. Deepali colabora con las Misioneras de la Caridad y es quien le abre la puerta a un mundo diferente -en las antípodas del bienestar de occidente-, donde la existencia de ancianos y moribundos es dignificada por la compasión de otros.

Enfrentarse como voluntaria a esa realidad genera en ella sentimientos encontrados, pero la obliga a madurar, revelándole el valor del compromiso y una visión más amplia de la vida, a la que busca un significado ante el dilema de abortar. Su soledad ante esta decisión, al no tener apoyos en su país, la lleva a identificarse con la madre Teresa, quien se sintió abandonada por Dios, después de lanzarse a atender a los más pobres movida por su amor.

El director escenifica la noche oscura de la religiosa y no rehúye algunas controversias que despierta su figura, sin perderse en confrontarlas. Lejos de una representación piadosa, Musale aporta matices a su personaje, mostrando a una mujer con carácter y con mucha determinación para hacer el bien, pese a la hostilidad que encontró por pertenecer a una religión muy minoritaria en la India.

La historia de la madre Teresa está bien ensamblada con la de Kavita, quien se da de bruces en su país de origen con esos desamparados de los que hablaba la monja. El cuidado de ancianos la humaniza, proporcionándole otra perspectiva acerca de ese ser que crece en su interior, al que aún no sabe si quiere. Su única certeza al respecto es que el padre de la criatura no los quiere a ninguno de los dos, sin embargo, eso no es un impedimento para que se replantee el sentido de la maternidad que la propia Teresa redescubrió, de otra forma, en las calles de Calcuta.

Resulta interesante el modo en que la película trata un embarazo no deseado, reflejando el drama que conlleva, pero desde un enfoque donde el valor de la vida no está reñido con la libertad. Kavita, al salir de su zona de confort, encuentra en el amor y la compasión los acordes de una nueva vida. Empieza a construir un futuro diferente al propuesto por su pareja o sus padres, desde un presente que no esperaba. Este personaje lo interpreta la actriz británica de ascendencia punjabi Banita Sandhu, mientras que la suiza Jacqueline Fritschi-Cornaz se mete de lleno en el papel de la madre Teresa.

El milagro de la Madre Teresa (fotograma)