3 estrellas
6
Su único hijo
Título original: His Only Son
Año: 2023
País: Estados Unidos
Duración: 106 min.
Género: Drama
Categoría: Películas cristianas
Edad: +13
Director: David Helling
Guion: David Helling
Música: Jordain Wallace
Fotografía: Nick Walker
Reparto: Nicolas Mouawad, Sara Seyed, Daniel da Silva, Luis Fernandez-Gil, Scot Cooper, Edaan Moskowitz

Abraham emprende un viaje acompañado por su hijo Isaac y dos sirvientes. Se encaminan hacia el monte Moriá, el lugar donde Abraham debe sacrificar a Isaac para cumplir con el mandato que ha recibido de Dios.

Esta modesta producción ha contado con el apoyo de Angel Studios, la compañía que está detrás de The Chosen (Los elegidos). Le fue bien en su estreno en Estados Unidos la pasada Cuaresma, logrando más de doce millones de dólares, una cifra muy superior a su coste. Tanto su guion como su realización han corrido a cargo de David Helling, quien antes había dirigido varios cortometrajes.

Su único hijo se basa en una de las historias más populares del Antiguo Testamento, adaptada previamente por la miniserie Abraham -protagonizada por Richard Harris- o por La Biblia… En su principio. En esta versión hay agregados ficcionados, pero se nota que Helling, que es cristiano protestante, conoce el sentido del relato del Génesis, porque lo ha plasmado en su película.

La narración alterna el itinerario de Abraham al monte Moriá con algunos de sus recuerdos, mostrados a través de flackbacks. En el presente se muestra la aflicción del patriarca ante el silencio de Dios y en el pasado asistimos al drama por la infertilidad de Sara, quien le ofrece a su marido la posibilidad de tener descendencia con su sirvienta Agar.

El film cuenta que Abraham y su mujer dejaron atrás el culto a dioses paganos. La llegada de su hijo Isaac fue su mayor bendición y la materialización de la promesa de descendencia por parte de Dios. Abraham no comprende por qué va a ser despojado de ese milagro y su fe es puesta a prueba. Uno de sus acompañantes a Moriá le cuestiona constantemente, poniendo voz a sus propias dudas internas.

El viaje de Abraham transcurre en paralelo a otro interior, donde trata de seguir el camino adecuado confiando en Dios, aunque no entienda su voluntad. Mediante la entrega de su hijo se formula una analogía con Jesús, reflejada en secuencias como la subida de Isaac al monte de su sacrificio, cargando con la leña que será utilizada.

Las limitaciones de producción de esta cinta bíblica de bajo presupuesto no lastran su resultado. Pese a que, en algunos momentos, peca de efectista con el uso de efectos especiales, su narración es correcta y lo mismo puede decirse de su banda sonora. El desconocido reparto de actores aporta unas buenas interpretaciones, sobre todo Nicolas Mouawad y Sara Seyed, como Abraham y Sara.

Su único hijo (fotograma)